puntaje de credito gratis
Recomendados

¿Qué Hacer Cuándo Ya No Puede Pagar su Auto?

Independientemente de sus circunstancias específicas, cuando seguir pagando el préstamo de su carro se ha hecho imposible ya que tiene otros gastos que son más importantes, aquí hemos hecho un resumen sobre sus opciones cuando ya no puede pagar por su vehículo.

Modificar el préstamo de su auto

Lo primero que debe hacer cuando ya no puede seguir pagando o teme que se va a retrasar con los pagos de sus vehículo, es llamar directamente al prestamista y preguntar si hay algún tipo de tolerancia.  Muchos prestamistas le permitirán detenerse temporalmente en sus pagos por uno o unos pocos meses.

Otras opciones que algunos prestamistas ofrecen es reducir el monto de los pagos durante un período corto de tiempo, o incluso omitir uno o dos pagos y añadir el monto diferido al final de su préstamo.  Esta opción es bastante recomendada para alguien que tenga problemas financieros temporales.

Refinanciar el préstamo del vehículo

Si tiene buen crédito, es probable que pueda refinanciar su préstamo y reducir sus pagos, ya sea extendiendo su préstamo o reduciendo su tasa de interés. Extender su préstamo puede ser una opción costosa, pero puede ser mejor que otras alternativas.  Su prestamista actual puede estar dispuesto a refinanciar su préstamo, o puede tener que buscar uno nuevo.

A menudo, cuando las personas quieren refinanciar sus préstamos vehiculares, piensan en llamar al mismo prestamista y reorganizar los términos, y eso generalmente no sucede.  Normalmente requiere la participación de prestamistas externos, quienes analizarán su historial de compras de automóviles y pagos y prestarán mucha atención al resto de su historial crediticio.

Cambie su automóvil

Muchas personas cambian de automóvil y lo entregan a cambio de uno menos costoso para recibir un pago mensual más bajo, aunque las ofertas de canje son a menudo menos de lo que recibiría por vender su auto por su cuenta.  Para aprovechar al máximo su intercambio, deberá evaluar el valor de intercambio de su auto en el mercado, obtener una cotización de la concesionaria o una estimación de CarMax, y luego negociar a un precio justo.

Deje que alguien asuma su préstamo

Si tiene un buen préstamo en su automóvil con una tasa de interés baja, o incluso un buen contrato de arrendamiento, un comprador puede estar dispuesto a hacerse cargo de sus pagos y asumir el préstamo. Primero averigüe si su préstamo y/o contrato de arrendamientos es asumible.  Si es así, es probable que el comprador tenga que cumplir con los requisitos de crédito e ingresos para hacerse cargo oficialmente del préstamo o arrendamiento.

Venda su vehículo

Otra opción es ofrecer su vehículo a la venta y ver si lo vende lo suficientemente alto como para pagar su préstamo.  De lo contrario, deberá deducir la diferencia entre lo que vende el automóvil y lo que debe en el préstamo para transferir el título del vehículo al nuevo propietario.

Entregue las llaves

A veces, dejar su vehículo (conocido como “reposesión voluntaria”) es la única opción disponible. Sin embargo, tenga en cuenta que en la mayoría de los estados, el prestamista aún puede seguir cobrándole por la “deficiencia”, la diferencia entre lo que debe del préstamo y lo que el automóvil se vende en una subasta.  Si está pensando en seguir esta ruta, intente resolver algo con el prestamista para minimizar el saldo que aún debe.

Deje que su automóvil sea embargado

Si se retrasa en su préstamo, su vehículo puede ser embargado, lo que le hará bastante daño a su crédito.  Además, la reposesión o embargo es una de las opciones más costosas para lidiar con un automóvil que no puede pagar, ya que incluso el costo de llevar el vehículo y venderlo puede agregarse al saldo de su deuda.  Sin embargo, Los bancos, concesionarias y fabricantes no quieren que el auto regrese, y no quieren perseguir a alguien.  Es menos complicado y costoso trabajar con alguien para prolongar el proceso que recurrir a una reposesión de auto.

Cada estado tiene sus propias leyes sobre la reposesión de vehículos.  En la mayoría de los casos, su vehículo no puede ser “embargado” si está guardado en su garaje, o incluso si usted protesta.  Sin embargo, si corre el riesgo de perder su automóvil en una reposesión, es una buena idea quitar cualquier cosa de valor que tenga dentro del vehículo y hablar con un abogado para que sepa cuáles son sus derechos en caso de que le embarguen su auto.

Declararse en quiebra

En algunos casos, la quiebra puede impedir que su vehículo sea embargado. O puede eliminar una deuda de deficiencia que le debe a un automóvil que ya ha sido embargado o devuelto al prestamista. De cualquier manera, es una buena idea hablar con un abogado especializado en bancarrota para revisar sus opciones.

Hola a todos. Gracias por visitar Prestamos Disponibles, leer mis posts y dejar comentarios. Sobre mí, les puedo decir que soy un hábido blogger y me he desempeñado por varios años como procesador de préstamos hipotecarios en Georgia y como Financial Planner. Espero que me hagan llegar sus comentarios y preguntas.
No Comments

    Leave a reply